Limpieza a baja presión con agua impulsada

Un sistema de limpieza es una inversión a largo plazo. Elija un sistema que funcione de forma fiable durante los próximos años
y evitar los costos adicionales y los problemas inoportunos

Al elegir una solución de limpieza para su instalación de procesamiento de alimentos o bebidas, es vital tener en cuenta varios aspectos, entre ellos la higiene, el medio ambiente y los costos.

La limpieza a baja presión con agua impulsada ha demostrado ser la forma más eficaz y sostenible de limpiar superficies difíciles en comparación con la limpieza a alta presión.

Toda la gama de equipos de limpieza System Cleaners aplica la tecnología de baja presión con agua impulsada.

Ventajas significativas de la limpieza a baja presión en comparación con la alta presión:
 
  • Mayor impacto del lavado
  • La menor caída de temperatura
  • Eliminación más eficaz de los residuos
  • Minimizar la contaminación cruzada

La limpieza a baja presión con agua impulsada ofrece una serie de beneficios

Reducción significativa del tiempo de limpieza

Reduce del consumo de agua y productos químicos

Menor desgaste del equipo de procesamiento y de las superficies afectadas

Mejora del ambiente de trabajo

Bajos requerimientos de mantenimiento y servicio

Mejor calor
transmisión

La combinación perfecta de la temperatura y el volumen correctos del agua en interacción con los productos químicos significa que nuestras soluciones están optimizadas para la limpieza de las superficies de todo tipo de instalaciones de procesamiento de alimentos y bebidas contaminadas con grasa, bacterias, levadura, microbios, calcificaciones y otros depósitos. De esta manera, todas las superficies no sólo están visualmente limpias, sino también bacteriológicamente limpias.

Aumento del caudal de agua

Las pruebas demuestran claramente que casi el doble de agua llega al objeto/superficie con la limpieza a baja presión en comparación con la alta presión (un 84% más).

Una mayor cantidad de agua sobre el objeto/superficie reduce significativamente el tiempo de limpieza y acelera la eliminación de los residuos. El efecto del aumento del caudal reduce el consumo total de agua.

Área de impacto del chorro de agua

El área de impacto del chorro de agua es entre un 39 y un 62% mayor con la limpieza a baja presión en comparación con la de alta presión (dependiendo de la distancia a la superficie).

Esto permite limpiar un área más grande en un lapso de tiempo más corto.

 

Reducción de la formación de aerosoles

Se ha prestado atención a los aerosoles en relación con la limpieza, ya que forman pequeñas gotas que se esparcen en el aire y se inhalan fácilmente, con el riesgo de causar problemas respiratorios. Los aerosoles también pueden transferir partículas contaminadas a superficies ya limpias.

Con la limpieza a baja presión, las gotas que se forman son más grandes y llegan más rápidamente a la superficie, lo que reduce el riesgo de dispersión en el aire. Las pruebas demuestran que la reducción es de al menos un 50%.

 

¿Quiere saber más?

La limpieza a baja presión con agua impulsada tiene una amplia gama de beneficios en comparación con la limpieza a alta presión, y no sólo los mencionados anteriormente.

Si desea obtener información adicional sobre lo que puede ganar con la aplicación de esta tecnología en su producción de alimentos o bebidas, puede registrarse aquí y acceder a la descarga de un libro blanco detallado sobre el tema.

Conozca nuestra tecnología

¿Se ha preguntado alguna vez cómo la limpieza a baja presión con agua impulsada puede ser más eficaz que la limpieza a alta presión? Obtenga más información registrándose aquí y acceda a un informe detallado en el que se describen las ventajas de nuestra tecnología.